“Es difícil que la escasez de mano de obra en la agricultura mejore en el corto plazo”.

27 de diciembre de 2012, La Tercera.

Luis Mayol, Ministro de Agricultura:

Asegura que se trata de un problema que enfrentan los países en vías de desarrollo.

Apela a la capacidad de reacción del sector privado y destaca medidas del Ejecutivo.

“Lo que hay que pedirle al Gobierno es no aumentar el gasto público y que se endeude en pesos”.

“Hay que competir con mejores condiciones de trabajo, con comodidades”.

En 40 mil cifra el Gobierno el déficit de trabajadores en la agricultura. Sin embargo, el Ministro de Agricultura (SNA), Luis Mayol -ex presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura-, apela a la experiencia del rubro para sobrellevar la situación y asegura que el Gobierno está tomando medidas.

¿Cuál es el diagnóstico ante la escasez de mano de obra agrícola?

Hay pleno empleo y cada vez hay más demanda de mano de obra en minería, comercio, construcción, etc. Vemos difícil que la escasez de mano de obra en la agricultura vaya a mejorar en el corto plazo, incluso puede empeorar.

¿Cómo se debe abordar esta situación?

Los agricultores son experimentados en estas materias, así que deberían estar tomando precauciones y saber que es un problema difícil de solucionar en una economía como la chilena, que tiene pleno empleo, y que ojalá se mantenga.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), los trabajadores agrícolas reciben un ingreso medio de $233 mil mensuales. ¿Cómo puede el sector agrícola competir con sectores como la minería, que paga más del doble?

Los datos se refieren a trabajadores de carácter permanente. Los temporales ganan mucho más. Los sueldos de $45 mil diarios que se pagan a un trabajador por cosechar cerezas nunca se habían visto.

Pero tienen una duración corta…

Sí, pero ellos durante el año trabajan en otras cosas y hay personas que sólo quieren trabajar durante la temporada. Hay que mirar las cosas en su verdadero contexto. En la agricultura es muy difícil que se puedan pagar sueldos mayores por los problemas de rentabilidad.

¿Entonces cómo se puede intentar revertir la carencia?

Hay que competir con mejores condiciones de trabajo, con comodidades. Trabajar cerca de la casa, por ejemplo, es mucho más fácil para la mujer. Pero, también, los agricultores deben tecnificar y reconvertir los huertos, para que el trabajo sea más fácil, más sencillo.

¿Qué está haciendo el Gobierno?

Estamos trabajando con las municipalidades para que los alcaldes envíen gente a trabajar en estas épocas. También estamos apuntando a modernizar la ley de migraciones, creando visas temporales para trabajadores extranjeros, destinadas a zonas definidas donde exista plena certeza de que falta mano de obra. Hay que ver cómo determinamos eso. Pero no es necesario ampliar el límite de 15% de extranjeros por faena. Porque incluso si los 40 mil trabajadores que faltan fueran extranjeros, llegaríamos a 7,5% por empresa. Pero hay que preferir la movilidad dentro del país. Además, buscaremos destrabar el estatuto del temporero agrícola en el Congreso. Estamos preparando indicaciones que se han consensuado con trabajadores y empresarios. Las enviaremos en enero al Parlamento, para darle suma urgencia al proyecto.

¿En qué consisten?

Están centradas en la negociación pactada. Establece formas más precisas de cómo se debe realizar. Se aclararán algunos aspectos que quedaban un poco confusos, y así esperamos que ciertas oposiciones, que son de orden político, puedan ser superadas.

Como presidente de la SNA, usted defendió la necesidad de una intervención cambiaria para enfrentar la pérdida de competitividad ocasionada por el dólar. ¿Mantiene esa postura?

Yo no he cambiado ni una comilla de mi discurso. Cuando era dirigente gremial, señalaba que el Banco Central debía intervenir cuando estuvieran dadas las condiciones y siempre destaqué que había que tener cuidado y mejorar la productividad. Hay que asumir que en las economías en vías de desarrollo, las monedas se fortalecen. Mientras sigamos creciendo como ahora, el peso va a estar en una posición de solidez. Lo que hay que pedirle al Gobierno es que no aumente el gasto público, eso lo está haciendo, y endeudarse en pesos y no en dólares.

Como atraer trabajadores

“Hay que competir con mejores condiciones de trabajo, con comodidades”.

Rol del Ejecutivo

“Lo que hay que pedirle al Gobierno es no aumentar el gasto público y que se endeude en pesos”.

Deje una respuesta

Usted debe ser Conectado publicar un comentario.